El devengo y fijación del periodo de vacaciones es una cuestión que a menudo
genera conflictos en las relaciones laborales. Conflictos que no solo se producen entre
empresa y trabajador, sino que en ocasiones son los propios trabajadores quienes
pugnan por disfrutar un periodo concreto.
Estos problemas y las dudas acerca de cuándo y durante cuánto tiempo el
trabajador tiene derecho a disfrutar de este descanso adquieren una especial
dimensión en la actual situación de crisis del coronavirus que ha generado situaciones
laborales especiales como por ejemplo: las suspensiones o reducciones de jornadas
(ERTES); el cambio de fechas de disfrute de periodos vacacionales de manera unilateral
por las empresas que, para ajustar los costes laborales en periodos de inactividad, han
decidido obligar a tomar vacaciones a sus trabajadores; la extinción de contratos
temporales y/o indefinidos antes, durante o después de una suspensión parcial o total
del propio contrato.
Por todo ello pasamos a responder las preguntas más frecuentes que
trabajadores y empresarios formulan a nuestro despacho sobre COMO CALCULAR LOS
DIAS DE VACACIONES QUE CORRESPONDEN A LOS EMPLEADOS Y CUANDO HAN DESER DISFRUTADAS.

1/ CUANTOS DIAS DE VACACIONES DEVENGA UN TRABAJADOR EN CONDICIONES NORMALES
El Estatuto de los Trabajadores establece que la duración de las vacaciones
anuales ha de ser de al menos 30 días, no obstante, los convenios colectivos, con
frecuencia establecen reglas para su disfrute y también en ocasiones amplían este
periodo mínimo, de modo que en todo caso hay que consultar el convenio. Es
frecuente que los 30 dias naturales se concreten en 22 dias laborales, lo que en la
práctica, evita discrepancias sobre cuando empieza o termina las vacaciones en el caso
de que el primer o el ultimo día sean festivos.
Las vacaciones se devengan en función del tiempo trabajado a razón de 2.5 días
de vacaciones por mes de trabajo, tanto en jornada completa como en jornada a
tiempo parcial.

2/ COMO SE DEVENGAN LAS VACACIONES EN SITUACION DE ERTE
La crisis del coronavirus ha obligado a muchas empresas a suspender su
actividad y a recurrir de la tramitación de ERTEs para suspender los contratos de sus
trabajadores lo cual ha generado dudas sobre cuantos dias de vacaciones deben
disfrutar los trabajadores afectados.

En el caso de trabajadores incluidos en un ERTE con el contrato de trabajo
suspendido, no se cumple el requisito de prestación de servicios y por tanto no se
devengan vacaciones. Es decir, las vacaciones anuales se computarán teniendo en
cuenta el periodo de prestación de servicios (sin incluir el periodo en ERTE) a razón de
2.5 días por mes. Como ejemplo, si un trabajador ha estado en situación de ERTE
durante 2 meses y ha trabajado 10 meses, tendrá derecho a un periodo de vacaciones
de 25 días.
En el caso de trabajadores incluidos en un ERTE con la jornada reducida, sí que
generan derecho a vacaciones, no obstante, los dias de vacaciones devengados
durante la reducción de jornada serán remunerados proporcionalmente al porcentaje
de jornada efectivamente trabajada. Siguiendo el ejemplo anterior, si un trabajador
está en ERTE el 50% de su jornada durante 2 meses y trabaja normalmente los otros 10
meses del año, tendrá derecho a 30 dias de vacaciones, de los cuales, 25 serán
remunerados con el sueldo normal y los otros 5 con el 50% del sueldo.

3/ CUANDO SE DISFRUTAN LAS VACACIONES.
En principio cualquier acuerdo entre empresa y trabajador sobre las fechas de
disfrute de las vacaciones, es válido y desde luego, es la mejor solución. No obstante,
para el caso de que esta situación ideal no sea posible, existen unas reglas que regulan
cuando deben ser disfrutadas.
La primera norma es que las vacaciones deben ser disfrutadas y está prohibido
compensar económicamente al trabajador a cambio de que no disfrute la totalidad o
parte de las vacaciones.
Se deben disfrutar dentro del año natural, es decir, antes del día 31 de
diciembre y a partir de esa fecha caduca el derecho a disfrutarlas (salvo acuerdo entre
empresa y trabajador)
El calendario de vacaciones se fija en la forma habitual en la que lo haga la
empresa y atendiendo a lo que establezca el convenio colectivo. No obstante, el
trabajador debe conocer las fechas de disfrute al menos con 2 meses de antelación.
En las empresas en las que el periodo de vacaciones sea de 30 dias naturales
(en lugar de 22 dias hábiles) si el día de inicio de las vacaciones no es laborable, no
comenzaran a computarse hasta el día laborable siguiente.

4/ INCIDENCIAS EN LA FIJACION Y DISFRUTE DE LAS VACACIONES

– ¿PUEDE EL EMPRESARIO OBLIGAR AL TRABAJADOR A TOMAR VACACIONES EN LUGAR DE INCLUIRLE EN UN EL ERTE?

Muchos empresarios han optado por dar vacaciones a los trabajadores en
periodos de inactividad de la empresa por la crisis del coronavirus, en lugar de
suspender su contrato de trabajo e incluirlos en un ERTE. Como hemos explicado, las
vacaciones han de programarse y comunicarse con al menos 2 meses de antelación,
por tanto, el empresario no puede obligar al trabajador a irse de vacaciones, salvo que
él esté de acuerdo.

– ¿QUÉ OCURRE SI LAS VACACIONES COINCIDEN CON UN PERIODO DE
CONFINAMIENTO?
Esta situación de crisis sanitaria es totalmente nueva y por tanto no está
prevista legalmente. No obstante, algunos juzgados han considerado que el
confinamiento no permite el disfrute de las vacaciones y que por tanto no se pueden
fijar en los dias en que la población esté confinada.

– ¿QUÉ OCURRE SI EL PERIODO DE VACACIONES COINCIDE CON UN ERTE?
Si el trabajador está incluido en el ERTE por la totalidad de la jornada, el
contrato está suspendido y por tanto no es posible disfrutar las vacaciones. Si el
trabajador solicitara disfrutarlas, el empresario tendría que desafectarle del ERTE y
concederle las vacaciones en las fechas previstas.
Si, por el contrario, el trabajador estuviese incluido en un ERTE por una parte
de la jornada, podría disfrutar las vacaciones en las fechas previstas.

– ¿PUEDE EL EMPRESARIO INCLUIR EN UN ERTE A UN TRABAJADOR QUE ESTA DE VACACIONES?
No. Mientras el trabajador esté de vacaciones no puede ser incluido en el ERTE.
Esto no tendría sentido ya que durante las vacaciones no se prestan servicios y por
tanto no puede suspenderse esa prestación inexistente.

– ¿QUÉ OCURRE SI EL TRABADJOR PERMANECE EN ERTE HASTA FINAL DE AÑO Y TIENE VACACIONES PENDIENTES DE DISFRUTAR?
Como hemos explicado, las vacaciones caducan el día 31 de diciembre, por
tanto, si el trabajador no las solicita con anterioridad, perdería el derecho a
disfrutarlas. Lo más recomendable en este caso es que las solicite. La empresa en ese
caso, tendrá que desafectarle del ERTE y concedérselas, con lo cual, el trabajador
dejaría de percibir la prestación por desempleo y cobraría las vacaciones con cargo a la
empresa.

– ¿QUÉ OCURRE SI LAS VACIONES COINCIDEN CON UNA BAJA POR IT?
Si las vacaciones coinciden con una situación Incapacidad Temporal derivada de
embarazo, parto, o periodos de lactancia, maternidad o paternidad, el trabajador
tendrá derecho a disfrutarlas en una fecha alternativa al finalizar el período de
suspensión, aunque haya terminado el año natural al que se corresponda.
Si el periodo de vacaciones coincide con una situación de Incapacidad temporal
por cualquier otra causa, las vacaciones se siguen devengando durante el periodo de
incapacidad y se podrán disfrutar cuando este finalice. El pazo máximo es de 18 meses
desde el final del año en que se generó el derecho a disfrutarlas.

5/ RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS SOBRE VACACIONES
Si el trabajador no llega a un acuerdo con el empresario sobre la fecha de
disfrute de las vacaciones puede reclamar ante el Juzgado de lo Social. Los pazos para
presentar la reclamación son los siguientes:
– Si el empresario ha notificado la fecha de disfrute de vacaciones, el plazo
será de 20 dias hábiles a contar desde el siguiente a la comunicación de la
empresa.
– Si el empresario no ha notificado la fecha de disfrute de las vacaciones y es
el trabajador quien pretende que se fije en un periodo concreto, habrá de
presentar la demanda al menos 2 meses antes de la fecha en la que
pretenda iniciar sus vacaciones.

GERBONSA Y ESCANDELL
Miguel Escandell Perez /Socio Fundador